Inicio > Municipios >Chipatá > Historia

Historia

 

 

Luego de atravesar selvas oscuras y montañas feroces, los españoles, comandados por el propio Gonzalo Jiménez de Quesada, llegaron a una tierra encantadora y mágica, que los embrujó desde la primera vez que sus ojos la vieron. Una planicie abierta al sol, cubierta por montañas que la abrigan con sombra y llena de flores que emiten olores seductores. Cuando ellos llegaron, los indígenas, algo tímidos por su presencia y temerosos por sus armas, se escondieron en lo alto de una montaña, mientras que los españoles entraron a su rancherío y descansaron por tres días seguidos. Eran más de 150 hombres los que entraron allí con caballos, lanzas y corazas, entre ellos venían soldados, capitanes y frailes. Uno de los frailes pidió agradecer a Dios por el lugar que habían encontrado, por las maravillas que habían visto y por los frutos que tenían a su alrededor. De esta forma, el fray Domingo de las Casas dispuso de las reliquias que llevaba y empezó con la primera oración sagrada que se pronunció en esta región. Por ello, es considerado a Chipatá como el primer pueblo fundado en Colombia y además el lugar de la primera eucaristía.

 

Los indígenas que se encontraban en el lugar miraban con asombro el rito que se estaba celebrando. Luego de un rato, decidieron acercarse un poco, para conocerlos más de cerca. Los indígenas, encantados con sus vestimentas, sus oraciones y la fortaleza que trasmitían sus cuerpos, se aproximaron unos cuantos metros a donde ellos estaban. Gonzalo Jiménez de Quesada los vio a lo lejos y les habló sin que ellos comprendieran algo de sus palabras. Sin embargo, los gestos, las miradas y las palabras ininteligibles hicieron que la relación entre españoles e indígenas fuera cordial. De este modo se estableció un común acuerdo entre ambos grupos sociales.

 

La región que conforma la Provincia de Vélez, Comunera y Guanentina estaba habitada por la etnia indígena de los Guane, mientras que por el sur estaba la familia Muisca. Según algunos cronistas de la época, entre ellos existían acuerdos comerciales y económicos, pero cada grupo conservaba sus costumbres aparte. La tierra de Chipatá estaba comandada por un cacique llamado Chipatá, pero la relación de consanguineidad no se ha establecido si era de los muiscas o de los Guanes. Asimismo, esta tierra también fue habitada por la tribu de los Agataes, por lo que también se presume que el cacique puede haber sido jefe de esta etnia.

 

En el lugar donde los españoles oficiaron la primera eucaristía en el año de 1537 fue en el corregimiento que actualmente se llama Chipatá Viejo. Allí hay un monumento que rememora este hecho y consagra el fervor católico que tienen los habitantes de este municipio. Sin embargo, por las condiciones climáticas y geográficas, el lugar en donde actualmente está el municipio es a dos kilómetros más allá, debido a que en Chipatá Viejo no había fuentes de agua ni riachuelos cercanos que surtieran de este líquido a las familias que estaban asentadas allí, por tal motivo tuvieron que trasladarse hasta donde hoy en día es la zona urbana de Chipatá.

 

Chipatá fue Vice Parroquia adscrita al municipio de Vélez hasta 1810, cuando adquirió el título de Parroquia. El año de fundación se reconoce el año de 1537, pero en ese momento no se realizaron las respectivas formalidades políticas, como escoger el cabildo que conformaría la administración. Por tanto, el año de fundación que quedaría registrado sería cuando recibió el título de Parroquia. 

 
   
Barbosa Bolívar Chipatá Chitaraque
Cimitarra El Peñón Florian Guavatá
Güepsa Jesús María La Belleza La Paz
Landázuri Moniquira Puente Nacional Puerto Berrío
Puerto Parra San Benito San José de Pare Santana
Suaita Sucre Togüi Vélez

 

 

Desarrollado por:
AndarColombia
Todos los derechos reservados
2012