Inicio > Municipios > Bolívar

Perfil

 

 

 

Desde lo alto de una colina, cuando las miradas están ansiosas, se ve a lo lejos un municipio de encanto mágico y milagroso. De calles coloridas, como el sentimiento de una golondrina cuando canta su dulce melodía todas mañanas, y de praderas fértiles, como el vientre de una madre. Bolívar, encanto como ningún otro, es tierra de personas alegres, como la sonrisa de un niño en su cuna, y de gente trabajadora, que aprovecha cada segundo de su vida en mantener la llama encendida de su dedicación al trabajo.

 

Antiguamente era tierra habitada por indígenas Guane, Carares, Agataes y Yariguies.  Cuando llegaron los españoles los Guane y Carares fueron muy aguerridos al enfrentarlos, sin embargo la ferocidad de los invasores fue superior y las tribus tuvieron que refugiarse en cuevas, por ese motivo, a lo largo de todo el territorio, se han encontrado cuerpos momificados y  huesos de indígenas en las entrañas de las algunas cavernas. Los Carares fueron una tribu guerrera y belicosa, estaban ubicados en las hoyas de los ríos Carare y Horta. Los Guane estaban por la parte norte y trasmitieron parte de su herencia sanguínea, y los Yariguies se ubicaron por el noroccidente, dejando como patrimonio cultural leyendas y mitos de valerosos guerreros. Ahora, Bolívar recuerda ese pasado como parte de su patrimonio inmaterial y cultural, y lo refleja como espejo en sus monumentos y estatuas.

 

Bolívar, Santander, está ubicado en el sur del departamento, cerca a los municipios de Barbosa y Vélez, y en los límites con Boyacá están los municipios de Puerto Boyacá y Chiquinquirá. Cuenta con un desarrollo económico muy solvente, debido a la cantidad de productos agrícolas que se siembran en las zonas rurales. Por ello, el agroturismo ha sido muy desarrollado por la cantidad de fincas destinadas a mostrar los procesos de los dulces, de la panela y del bocadillo. De la misma manera, uno de los intereses más aclamados por los turistas es el vino de mora que se produce allí, por los beneficios curativos y por la calidad de su sabor. Es muy reconocido por su sabor dulce, suave y delicado. Para fabricar el vino, primero, se extrae el jugo, luego es prensado en una redecilla de un garrafón y se deja fermentar doce días con un poco de azúcar. Finalmente, se embotella y se entierra a una profundidad de más de tres metros. En este punto es donde adquiere la calidad del sabor que lo distingue de cualquier otro vino.

 

Visitar Bolívar es entender que el corazón de las personas vale más por las sonrisas de sus rostros que por el valor comercial que puedan tener.

 

 

 

   
Barbosa Bolívar Chipatá Chitaraque
Cimitarra El Peñón Florian Guavatá
Güepsa Jesús María La Belleza La Paz
Landázuri Moniquira Puente Nacional Puerto Berrío
Puerto Parra San Benito San José de Pare Santana
Suaita Sucre Togüi Vélez

 

 

Desarrollado por:
AndarColombia
Todos los derechos reservados
2012